monte3monte4Javier llegó ayer al Monte do Gozo, su Camino ha sido especialmente duro puesto que una lesión alteró los planes iniciales. Este pequeño contratiempo, lejos de que truncar su ánimo y su tesón, supuso un reto aún mayor para él.

Tras un último ascenso, Javier consiguió alcanzar el Monte Do Gozo, esa atalaya desde la que el peregrino obtiene la primera vista de la Catedral de Santiago de Compostela.

Un lugar especial para todos los que hemos participado de este camino. El nombre de las personas que vemos en estas piedras es el de aquellos seres queridos que ya no están y a los que habéis querido brindar el esfuerzo de Javier, y el de aquellos a los que queréis ayudar y que os acompañan cada día. Cada uno de nosotros tenemos nuestro motivo personal y uno común, garantizar el acceso al tratamiento médico de los niños del colegio de Afia y Dindefelo (Senegal).

¡¡VA POR ELLOS!!